Bebés y niños pequeños

Proporcionar una simulación auditiva tan pronto como sea posible es importante para un niño con pérdida auditiva. Esto generalmente significa que el audífono correctamente adaptado debe llevarse puesto todo el tiempo que sea posible. Los bebés y los niños pequeños normalmente llevan audífonos Retroauriculares (BTE) porque proporcionan más comodidad, estabilidad y seguridad.

 

La duración es crucial ya que está dirigido a un niño que es curioso y que irá ganando más mobilidad conforme vaya creciendo. La elección para estos niños deben considerar la dinámica familiar. El objetivo de hacer que la comunicación del niño con la familia sea lo más natural y sencilla posible se puede conseguir con una gran variedad de soluciones pediátricas de Phonak.


Niños en edad escolar

Cuando un niño empieza en el colegio, es responsable de la información que le llega para alcanzar el éxito. Unos audífonos correctamente adaptados suponen el primer paso para alcanzar su meta.

 

Los niños en edad escolar también empiezan a reafirmar su independencia y están expuestos a una mayor variedad de situaciones complicadas que requieren comunicación verbal. Las necesidades auditivas de su hijo pueden requerir la combinación de las funciones del audífono y de los accesorios tanto para casa como para el colegio. Su sistema auditivo debe ser facil de usar y divertido de llevar. En Phonak tenemos una gama de productos que pueden satisfacer todas estas necesidades.

Adolescentes

Durante estos años, los adolescentes no solo maduran físicamente, también lo hacen sus necesidades sociales y comunicativas. Su hijo con pérdida auditiva puede querer pasar desapercibido entre la gente o destacar a través de opciones de moda o del color del pelo. 

 

 

La gama de soluciones de Phonak les permite comunicarse adecuadamente hasta en las situaciones comunicativas más complejas con independencia, elegancia y estilo.